Pierde esas libras extra, sin arruinar tu bolsillo.

¡Año nuevo, cuerpo nuevo! es la consigna de muchos que a principio de año reiteradamente establecen como meta moldear su figura. El reto de perder peso conlleva un gran esfuerzo físico y mental acompañado de gastos descontrolados que afectan el bolsillo.

Es normal que a principios de año que aumente la demanda por inscripciones en gimnasios, planes nutricionales y adelgazamiento, estéticas, y demás. Lo triste es que muchos de estos productos y servicios son apenas utilizados durante 2 o 3 semanas dejando perdidas de dinero y cuando la idea es perder esas libras demás.

 

Cuidar tu salud física y emocional debe ser una prioridad todo el año. Sin embargo, jamás deberá ser una opción que arruine tus finanzas.

Por esto aquí te recomiendo unos consejos para que logres llevar a cabo tu meta de pérdida de peso sin malgastar tu dinero.

1. Establece tu meta de pérdida de peso y asigna una fecha objetivo la cual puedes dividir en intervalos cortos que serán más fácil de cumplir.

2. Debes distinguir si tu caso requiere de la ayuda de un profesional para que te asegures hagas el procedimiento correcto sin afectar tu salud. Es mejor hacer tu presupuesto incluyendo la asesoría profesional para evitar condiciones de salud desfavorables que causen incomodidad y mayor pérdida de dinero.

3. Ojo con las compras compulsivas de ropa deportiva. Si vas al gimnasio 3 veces por semana es suficiente con 3 sets de ropa que puedas combinar entre sí, no necesitas 10. Existe una gran variedad de opciones calidad/precio, en el mercado que puedes evaluar antes de comprar.

4. Analiza las opciones de suscripción a gimnasios antes de firmar y selecciona planes flexibles de acuerdo a tus ingresos. Investiga sobre los descuentos en planes familiares, por edad, o por pertenecer a una empresa que ofrecen algunos gimnasios. Asegúrate que quede a una distancia conveniente de tu casa o trabajo.

5. Aprovecha los entrenamientos gratis vía YouTube y redes sociales de figuras notables para entrenar en casa o al aire libre junto a amigos y familiares. Si aún consideras necesaria la ayuda profesional pueden pagar un entrenador en grupo que será menos costoso.

6. Hazlo tú mismo: Elabora un menú semanal para las comidas, esto te ayudara a ser más eficiente en tu gasto del supermercado y evitara que gastes dinero innecesario durante la semana comiendo fuera alejándote de las tentaciones. Si tienes alguna condición médica te recomiendo la asesoría de un profesional en el área.

7. Crea grupos de apoyo con amigos, familiares y compañeros de trabajo. Aprovechen para intercambiar rutinas, recetas y mantenerse motivados.

8. Recompénsate, no todo debe ser sufrimiento así que premiarte (si cumples con tu meta semanal) con una comida especial y establece un presupuesto para ello.

Recuerda que gastar dinero sin la debida planificación  no asegura que obtendrás unos resultados mayores en menor tiempo. Es una batalla que depende de tu disciplina y enfoque para perder peso, no necesariamente del dinero que inviertas.

* TIP: Aqui te incluyo la plantilla de menu semanal para que puedas planificar tus comidas saludables y bajo un presupuesto.

Pierde peso, no dinero

You May Also Like

2 thoughts on “Pierde peso, no dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *